La no confrontación


ConsciLeo unas declaraciones del escritor norteamericano Jonathan Franzen: “La política me parece muy tonta, muy simple: exige que uno piense que tiene la razón y que el contrario está equivocado”.

Del doctor en filosofía y niponólogo Vicente Haya aprendí que en Japón el arte supremo es no pelearse: la no confrontación. El saber vencer no es un arte. El arte es ser capaces de esquivar el encuentro. Eso quiere decir desarrollar nuestro ingenio. No para ganar, sino para rehuir el combate. “En Japón el que encuentra una salida tiene más talla”, me dijo el maestro Vicente Haya. “Es más persona porque ha sabido encontrar una solución sin violencia”.

P.S. A mi modo de ver, la agresividad verbal también es violencia.

photo credit: Marianne Perdomo via photopin cc

Puedes dejar aquí tu comentario...