Dejar de pensar


ConscienciaEn La terapeuta, al protagonista, Héctor Amat (abstemio) le gustaría beber para dejar de pensar.

Héctor Amat no se droga, pero está a favor de todas las drogas, porque son una forma de ir más allá del pensamiento. (Los expertos en meditación no estarían de acuerdo con él; hay drogas que enturbian la mente).

Existe la adicción al pensamiento. Así la tipifica el maestro espiritual Eckhart Tolle. Según él, no dejar de pensar es como no dejar de fumar o de beber. Sostiene que el pensamiento es como una droga que nos ha sido subministrada durante mucho tiempo. De modo que la mayoría de gente se resiste a dejar de pensar.

El pensamiento, imprescindible para según qué (para diseñar este blog -gracias, Carolina-, para construir una casa), no es una herramienta útil para percibir la amplitud de la vida, y, ni mucho menos, para vivirla. Tolle recomienda practicar el “estado de no pensar”. Ir más allá del pensamiento, a través de la meditación, o la atención plena. Aunque sea durante unos instantes. “Mucha de la hiperactividad de la mente, es un intento de escapar de la simplicidad del momento presente”.

El mundo está cambiando, sus estructuras económicas, políticas, sus fronteras. Y sin embargo, no cambia el viejo paradigma basado en lo mental. No somos nuestros pensamientos, igual que no somos nuestros dolores de estómago.

Tolle sostiene que los dogmas –religiosos, políticos, científicos– surgen de la creencia errónea de que el pensamiento puede contener y encerrar la realidad o la verdad. “Los dogmas son prisiones conceptuales colectivas”. “Nada ha causado más sufrimiento a la humanidad que sus dogmas”, afirma.

¿Cuál es el error básico?

La identificación con el pensamiento.

photo credit: lo.tangelini via photopin cc

3 Comentarios

    • Ayer, entré en este blog, debido precisamente a los inescrutables caminos que nos tiende «la atención plena» a aquellos que tenemos la suerte de sentirla (prestar atención, dirían nuestros mayores). Al prestar atención anteayer a Villatoro (que por cierto, sin el saberlo ha sido el desencadenante de todo aquello que está por ocurrir), se desencadenaron una serie de acontecimientos «casuales» ó tal vez eran ¿»causales»? que me llevaron a leer e incluso opinar sobre la belleza y sutileza con la cual definia la meditación. Hoy, releo lo que defínes como el error básico, y no sé si eres consciente de «la verdad, como un puño» que transmítes en dicha afirmación, si sé en cambio que como muy bien dices: El mundo está cambiando, sus estructuras económicas, políticas, sus fronteras. Y sin embargo, no cambia el viejo paradigma basado en lo mental.
      Por ello es tan importante que divulgemos la importancia del estado de «no pensar» para de esa manera poder «si sentir», conectar con quienes somos en verdad y irradiar la Luz que todos llevamos dentro.
      Por eso es también importante prestar atención a lo que se te mostrará entre Sta.Juliana y Sta. Apolónia, ya que tal vez, tan solo tal vez y si es el momento adecuado: Todo se confabule para poder, personalmente, servir al «Sentir».
      Ese dia el Text, será el marco de una Narración que solo tú (tal vez…, «tan de bó») llegues a percibir.
      En realidad, viene a ser como los escritores que escriben realidades, también se puede cambiar el viejo paradigma basado en lo mental, estando presente en lugares que propicien dicho cambio en las mentes de las personas para de esa manera poder llegar al seno profundo de identificación con el Sentir en lugar de persistir en el error básico.

      Aguardando el Sentido en sus palabras y atentamente poderlas escuchar…

      Atte.
      Manelius

      Publicar una respuesta
  1. bon dia
    voldria saber on puc anar a la presentaciò del llibre a partida la data d’avui.
    gràcies

    Publicar una respuesta

Puedes dejar aquí tu comentario...