Libros

Publicaciones de Gaspar Hernández

Últimas entradas en el Blog

Más sobre Gaspar y sus reflexiones.

Enric Corbera, un personaje de novela

Enric Corbera, un personaje de novela

Fue en la primavera de 2013 cuando vi en YouTube a un tipo campechano diciendo que el mundo no existe. Que todo es un sueño. Mi primera reacción fue echarme a reír. Pues vaya, pensé, qué desilusión. Sin embargo, el mensaje de aquel hombre era profundamente espiritual, a pesar de que él no llevaba túnica, ni meditaba, ni hacía rituales. Aseguraba que no tenía ninguna organización detrás, ninguna secta, ninguna religión. Soltaba tacos, bebía Coca-Cola y decía que hablaba para las marujas. Era uno de los nuevos fenómenos de internet, personas anónimas que de repente se convierten en celebridades sin el empuje de los medios. Algunos de sus vídeos habían sido reproducidos más de un millón de veces. Se llamaba Enric Corbera, y había registrado un método de curación sobre el que peroraba en universidades de Latinoamérica. Su tono en absoluto era académico. Seguía diciendo que hablaba para las marujas, y aunque estuviese en un paraninfo universitario sostenía no solo que “todos somos uno”, sino el otro mensaje que a mí me...

Ver entrada
Política y felicidad en un centro de yoga

Política y felicidad en un centro de yoga

  El otro día tuve el privilegio de inaugurar el nuevo centro de yoga Mandiram Urquinaona (http://www.yogaenmandiram.com/), una especie de templo blanco, cálido y acogedor, con un silencio limpio que ya no se encuentra en Barcelona. En el fondo, las grandes profesionales que lo dirigen me habían invitado para hablar de mi libro. Pero, como llevo meses hablando de La Terapeuta, cuando salí al escenario (es un decir, no había escenario; estábamos sentados en el suelo de madera), decidí no hablar de mi libro. El libro, dije, ya habla por sí solo. Aprovechando que unos futuros estudiantes de Políticas y Derecho me acababan de entrevistar para un trabajo y me habían informado de que antes habían entrevistado a los alcaldables de Barcelona y sólo uno de ellos les había dicho que apostaba por la felicidad de sus ciudadanos (los otros, ante preguntas sobre el tema de la felicidad, se habían quedado a cuadros), en el centro de yoga Mandiram, hablé de política y felicidad. Me pregunté retóricamente qué sentido...

Ver entrada
No estamos determinados por los genes

No estamos determinados por los genes

  Una de las preguntas del millón: por qué  no se investiga más, mucho más, el llamado efecto placebo. Hay enfermos que se curan creyendo que están tomando un medicamento cuando en realidad están tomando sustancias sin ningún poder farmacológico, como agua o azúcar. A pesar de que en sus ensayos constatan el efecto placebo cada día –a veces en porcentajes muy altos– las compañías farmacéuticas no lo investigan. “Quizá no se nos ha dicho toda la verdad sobre el tema”, afirma el neurocientífico Joe Dispenza, con el que el martes pasado tuve el placer de conversar en la Casa del Libro de Barcelona, presentando su último libro El placebo eres tú (Urano). Hace 5 años publiqué una novela, El silencio (El Aleph), en la que una mujer, Umiko, se quería curar de un cáncer con la mente. Más de uno y de dos críticos dijeron que la novela les había gustado pero añadieron que era inverosímil que alguien se quisiera curar con la mente (la novela estaba basada...

Ver entrada